La gestión del cambio en la televisión autonómica

  • Maite Iturbe (EITB): los informativos de las autonómicas públicas son los más vistos al mantener una audiencia fiel pese a la fragmentación.
  • Brauli Duart (CCMA) habla de “atomización” y destaca que TV3 lidera con un 12,7% pese al recorte presupuestario del 34% en cuatro años.
  • Alfonso Sánchez Izquierdo (CRTVG): “Las TV públicas han hecho un esfuerzo muy grande” por mejorar en gobernanza y transparencia.
  • Antonio Virgili (RTPA): “Las autonómicas se contemplan solo como centros de gasto, y no se ve cómo transforman y generan riqueza”.
  • Carmen Amores (RTVCM): “El sentido de novedad y proximidad se va perdiendo si bajas la guardia y pierdes el ADN” de una autonómica.

SAMUEL NEGREDO | Pamplona-Iruña | Jueves 12 de noviembre de 2015

La mesa “La gestión del cambio en la televisión autonómica en un entorno de convergencia y digitalización”, del XXX Congreso Internacional de Comunicación de la Universidad de Navarra, ha contado con cinco directoras y directores generales de televisiones autonómicas públicas integradas en la FORTA, con la moderación de Elsa Moreno, profesora de fcomunav.

Maite Iturbe, directora general de Euskal Irrati Telebista (EITB), “ahora disponemos de radios, más canales de televisión, y el portal eitb.eus, que además de ser corporativa y ser transparente, tenemos un portal de noticias”. “La convergencia supone una mayor oferta de contenidos, tanto en TDT como en web”. Ha recomendado la sección de Documentos de EITB para conocer la organización empresarial y los órganos de gobierno, así como el plan estratégico, el contrato programa y los presupuestos, y otras declaraciones y normativas. Por ejemplo, ha destacado el Decálogo para el uso de las redes sociales en EiTB (en PDF).

Iturbe ha destacado el reto de conjugar la tendencia a la personalización y las audiencias-nicho con la vocación generalista de las televisiones autonómicas, cuya vocación es “fomentar la lengua, la cultura y el sector audiovisual”. Ha valorado como “muy bueno” el hecho de que la propia ingeniería de EITB haya desarrollado una interfaz que conecta los sistemas de edición y archivo de los soportes de radio, televisión e internet.

La directora general de EITB ha destacado el “duopolio” de Atresmedia y Mediaset; el crecimiento de las televisiones temáticas de un 16% a un 30% de audiencia en el mercado español de 2009 a 2015; el surgimiento de nuevas ofertas de televisión de pago, y el crecimiento de plataformas como YouTube.

“A las televisiones públicas nos quedan cosas muy importantes: la información, la proximidad, el tratamiento del punto de vista de nuestra Comunidad”, ha señalado Maite Iturbe. Pese a la fragmentación de las audiencias, la directora general ha destacado cómo se mantiene la audiencia de los informativos de las televisiones públicas vascas. La convergencia tecnológica, editorial, profesional, de medios y regulatoria avanzan en distintas fases para EITB, que también trabaja con el reto de mantener canales en los dos idiomas, euskera y castellano.

“Tenemos una media de unos 100.000 usuarios únicos todos los días: un 50% están relacionados con la actividad informativa, y de ellos, un 90% están relacionados con noticias de proximidad”, ha destacado, por último, la directora general de EITB.

Brauli Duart, presidente de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), ha asegurado que “más que de fragmentación, podríamos hablar de atomización de la audiencia”, explicando que, en lo que llevamos del mes de noviembre, TV3 es líder de audiencia en Catalunya con un 12,7%, seguida de cerca por Telecinco y Antena 3. El siguiente grupo de tres televisiones son La 1, Cuatro y LaSexta, entre 6 y 7 puntos.

La CCMA ha tenido una reducción del presupuesto del 34% en cuatro años, “con los medios de que disponía, con voluntad, esfuerzo y problemas”.

“Las empresas que tienen iniciativa avanzan hacia formas de producción más flexibles”. Entre las privadas, “las que no han tenido capacidad de adaptación, se han fusionado o han desaparecido”. Las públicas, ha dicho Duart, “tenemos que adaptarnos y evolucionar de forma acorde a la nueva demanda; si no, dejaremos de interesar a la audiencia, a los ciudadanos”.

“Vamos a un futuro de una televisión conectada. Hace años que estamos hablando de ello, y vemos cómo evolucionan las nuevas formas de consumo. ¿Cómo serán estas televisiones conectadas? Tenemos algunos avances a nuestra disposición, pero quiero aplicar un punto de prudencia, porque tenemos experiencias relativamente recientes que nos prometían paraísos en las nuevas formas de consumo, y la realidad no cumplió las expectativas. Hablamos, por ejemplo, de la TDT interactiva. La TDT está en extinción: le pueden quedar diez, doce, quince años. Tendremos nuevas formas de consumo, pero lo que la gente quiere es poder verlas tranquilamente en casa sin tener que hacer un curso de ingeniería para comprender cómo funcionan las nuevas ofertas. También a la generación del baby boom hay que ponerle fácil las nuevas formas de consumo”.

En cuanto a la CCMA, Brauli Duart, ha definido su misión actual como la de “mantener unos contenidos de calidad para nuestra audiencia, que generen experiencias enriquecedoras y que nos permitan establecer lazos de fidelización”. TV3 no es una televisión “antropológica”, como pretendía el gobierno central cuando se inauguró, sino “un grupo multiplataforma con cuatro canales de televisión, tres emisoras de radio, un portal renovado hace un año y que agrupa todos los anteriores”. Todas las empresas del grupo se agrupan en una sola, y hay experiencias de agrupación en distintas corresponsalías y delegaciones de la radio y la televisión.

Duart ha destacado que los informativos de la corporación pública catalana cuentan con la confianza de la mayoría de la sociedad, y se ha apoyado en el dato de que el 52% de los catalanes opta por los informativos de TV3, y los del siguiente operador están en el 13% de audiencia.

La CCMA ha tenido que combinar el recorte presupuestario del 34% en cuatro años con la obligación de equilibrio presupuestario marcada por el gobierno central desde el año 2012, y que no afecta a Radiotelevisión Española. “Nos ha obligado a hacer ajustes durísimos, pero ha podido tener la consecuencia de que nadie sea consciente de que la etapa en la que siempre crecían los recursos ha acabado, y se ha impuesto una cultura de utilización más eficiente”.

Brauli Duart ha destacado que, por decisión unánime del Parlament de Catalunya en el momento de su creación, los medios de la CCMA tienen vocación nacional catalana, no autonómica. También ha apuntado, en cuanto a los modos de financiación: “En una situación como esta, donde las administraciones están con graves problemas económicos, de financiación de los recursos, la ausencia de publicidad puede llevar a una sobrecarga que podría afectar a pilares básicos del estado de bienestar”.

Alfonso Sánchez Izquierdo, director general de la Compañía de Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), ha propuesto superar la dinámica de confrontación política y buscar nuevos espacios en los que colaborar. Ha comenzado tratando el ámbito regulatorio: a partir del 1 de enero, los medios públicos autonómicos gallegos se unificarán en una sola sociedad. La Ley General de Comunicación Audiovisual de 2010 ha quedado, en su opinión, totalmente superada, y hay que estar pendientes de la normativa comunitaria y la reasignación del espectro radioeléctrico en Ginebra.

Desde el punto de vista de la gobernanza y la transparencia, “las televisiones públicas han hecho un esfuerzo muy grande”, y ha destacado las similitudes con lo expuesto por Maite Iturbe, de EITB. Y en cuanto a la financiación y su correlato en el coste, la galega no tiene contrato programa, pero hizo un ajuste fuerte. El coste por punto de share de las televisiones autonómicas públicas está muy ajustado, ha defendido Sánchez Izquierdo.

Sánchez Izquierdo ha opinado que los informativos de las televisiones públicas autonómicas se han visto sometidas a un desgaste “excesivo” de críticas, que no se corresponde con el gran seguimiento de audiencia que tienen. Por último, ha destacado el empleo directo e indirecto que genera el audiovisual público gallego, y ha advertido sobre los riesgos externos de control: tecnológico, de derechos, de ingresos comerciales, y de transparencia sobre sus clientes. “Somos conscientes de que las nuevas tecnologías abren unas ventanas de oportunidad que no habíamos podido ni pensar”.

En cuanto a las dificultades internas que afrontan las televisiones públicas autonómicas, Alfonso Sánchez Izquierdo, desde la dirección general de la CRTVG y la presidencia rotatoria de la FORTA, ha apuntado a la estructura, la actitud y la política de costes de personal.

Antonio Virgili, director general de Radiotelevisión del Principado de Asturias (RTPA), se ha propuesto compartir “obsesiones” que le acompañan en el día a día. “Cada vez que se habla de las televisiones autonómicas, se contemplan solo como centros de gasto, y sin embargo no se ve el otro reverso de la moneda, que es mucho más atractivo y justo: el de la transformación y la generación de riqueza”, ha apuntado Virgili. La medición actual es “del siglo pasado”, y hay que mejorar la valoración cualitativa.

“El periodismo independiente y riguroso descansa, fundamentalmente, en los sistemas públicos de información”, ha apuntado el responsable de la RTPA. Otra aportación importante es su proximidad, la vertebración del territorio, y la creatividad. Preocupa a Virgili “acertar con el modelo de gestión”, y ha distinguido tres modelos: el de las primeras autonómicas, que se crearon a imagen y semejanza de la gran estructura pública de RTVE; otras televisiones de los 90 y los 2000, como la de Asturias, que adoptan una estructura mixta de recursos propios y externos, y el reto está en encontrar el equilibrio entre internalización y externalización, y hay otro sistema, el caso murciano, de externalización prácticamente completa, en el que ve “excesivos riesgos”, porque se debe controlar la dirección editorial y la producción delegada. “La televisión sigue siendo el medio de más consumo, absolutamente aplastante”, ha concluido Antonio Virgili.

Carmen Amores, directora general de Radio-Televisión de Castilla-La Mancha (RTVCM), ha explicado que el ente que dirige desde este verano surgió en 2001: “Vengo de Canal Sur, es una televisión de 25 años, y me ha hecho constatar que lo que tenía un sentido de novedad y proximidad se va perdiendo si bajas la guardia y pierdes el ADN”.

La nueva responsable de RTVCM ha destacado que los cambios en los hábitos de consumo entre los usuarios conllevan que el presupuesto de los medios empiece a ser menos importante. “De lo que se acusa a la televisión pública en general es que no se puede mantener, y la politización o gubernamentalización de los informativos”, ha apuntado Amores, que ha contrarrestado estas críticas con los datos de que los informativos de la televisión castellano-manchega están creciendo en audiencia y hay “una realidad de pluralidad”. La directora general ha concluido que “los informativos son el solomillo de la televisión pública y vertebran la parrilla”, y ha adelantado que el año que viene comenzarán a introducir cambios.


Haga clic aquí para acceder a los resúmenes de todas las sesiones plenarias del XXX Congreso Internacional de Comunicación de la Universidad de Navarra, sobre los retos de las televisiones autonómicas públicas.

Anuncios