El reto del periodismo de proximidad

  • Pilar Vergara (Canal Sur): “Miramos hacia quienes viven junto a nosotros” para hacer un periodismo “más rico, más preciso y menos estereotipado”.
  • Carmen Ruiz Fleta (Aragón TV): “El compromiso con el territorio permite abordar con mayor respeto la calidad humana de las noticias”.
  • Eduardo de la Fuente (IB3 Radio): cubrir la información de las islas de forma equilibrada y con criterio exige “ejercicios a gran altura y sin red”.
  • Roberto González Moreno (Televisión Canaria): los canales autonómicos “deben ser vehículo de cohesión, no de homogeneización”.

SAMUEL NEGREDO | Pamplona-Iruña | Viernes 13 de noviembre de 2015

La tercera mesa del XXX Congreso Internacional de Comunicación ha abordado “El reto del periodismo de proximidad”, con personas que ejercen la dirección o jefatura de informativos de las televisiones autonómicas de Andalucía, Aragón, Illes Balears y Canarias, moderados por Ramón Salaverría, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, que ha marcado tres líneas de debate: los desafíos de los medios públicos, de la televisión, y del periodismo.

Pilar Vergara, directora de informativos de Canal Sur Televisión, ha asegurado que, desde el periodismo de proximidad, “somos capaces de acercar nuestra mirada a aquellos que viven junto a nosotros, pese a que su día a día quede tapado por una imagen de gran angular que llega primero y a la que nadie renuncia”.

“El verdadero estímulo y triunfo del periodismo de proximidad es dar voz a los ciudadanos y las ciudadanas que viven cerca del medio de comunicación”, ha apuntado Vergara. Así, es capaz de ejercer un periodismo “más rico, más preciso y menos estereotipado”, con “empatía social”.

“Una televisión autonómica se ve abocada, por responsabilidad pública y necesidad de subsistencia”, a articular su relato en clave “local, provincial y regional”, según ha explicado la directora de informativos de la televisión pública andaluza, y hay que multiplicar el esfuerzo para reflejar también lo global desde lo próximo.

Andalucía es un territorio tan extenso que la información se cubre con ocho centros territoriales: “Conectamos a personas que, sin Canal Sur, no se conocerían ni se comunicarían”. Tienen presencia “todos los acentos y todas las provincias”, en forma conexiones en los programas con esos centros, y mediante el trabajo de los equipos que se desplazan a los exteriores.

Pilar Vergara ha defendido que los andaluces se han visto sometidos a un uso informativo “reduccionista y estereotipado”, y que la televisión puede tanto “despertar conciencias” como dormirlas. Asimismo, ha recordado la competencia de las Comunidades Autónomas para prestar un servicio público esencial como el de una radiotelevisión que aporte cohesión y conocimiento interno. “Tenemos que contribuir a que nuestro entorno, el entorno al que informamos, esté más capacitado a la hora de decidir su presente y su futuro”, ha concluido.

Carmen Ruiz Fleta, jefa de informativos de Aragón Radio en la actualidad, y también de Aragón TV hasta hace unos días, ha expuesto el que considera que es “un caso de éxito”, el de la televisión pública aragonesa, y se ha preguntado si “tiene sentido el periodismo de proximidad en este mundo globalizado”, para argumentar, a continuación, que sí:

“En este contexto de trivialización, el periodismo local marca lo que es verdaderamente útil. Permite a los espectadores formar un criterio propio para participar en la vida democrática. Si se hace bien, es un periodismo comprometido con un territorio determinado, y que puede abordar con mayor respeto la calidad humana de las informaciones. Es más cercano a las fuentes, con lo bueno y lo malo que eso tiene. Y tiene también la función de afianzar la identidad local”.

En 2014, ha recalcado Ruiz Fleta, los informativos de Aragón TV alcanzaron las mayores cuotas de seguimiento de su historia. El informativo del mediodía obtuvo un 30,6% de audiencia, 96.000 espectadores, con varios días por encima del 40% de share. La audiencia conjunta de las tres ediciones fue del 21,9%.

Quien ha sido jefa de informativos de la radio y la televisión públicas durante cuatro años ha explicado que la población de Aragón es de 1.325.000 personas, de las que más de la mitad viven en la ciudad de Zaragoza. Hay 723 municipios, de los que solo 23 superan los 5.000 habitantes; por tanto, un territorio muy grande con una gran dispersión de población. En medios de fuera de Aragón, “somos únicamente objeto de noticia cuando hay sucesos, catástrofes naturales”, y el peso político es escaso. También ha destacado Carmen Ruiz que, cuando los aragoneses aparecen en otros medios, se consagran “estereotipos que en Aragón duelen o molestan”.

¿Por qué tiene éxito Aragón TV? “Porque cubre una necesidad sin cubrir, y porque el proyecto nace de un gran consenso político y social”, ha defendido la periodista aragonesa, quien ha añadido que los cambios en la jefatura no influyen en los valores que guían los informativos: continuidad en la pluralidad y en el rigor. “Somos predecibles, somos humildes y no pretendemos competir” con historias como Cataluña o los refugiados; de hecho, Ruiz Fleta ha asegurado que cuesta mucho abrir con un tema de fuera de Aragón. “Nuestra liga es nuestra liga, pero somos los mejores en nuestra liga”, ha dicho.

“En Aragón hay una conciencia arraigada de identidad, basada en la historia y en reivindicaciones”, por ejemplo, de infraestructuras, y desde los medios públicos “acompañamos a los aragoneses en su causas históricas”, ha explicado Carmen Ruiz. “Sin ponernos una camiseta, no somos neutrales en esas reivindicaciones que trascienden el espectro político”, al contarlas desde una “óptica aragonesa”. La responsable de informativos de Aragón Radio, y en los últimos cuatro años, también de Aragón TV, ha añadido: “Acompañamos a los aragoneses cuando lo están pasando mal. No es lo mismo hacer un directo desde el cartel de entrada al pueblo que desde el pinar más querido, que se ha quemado”.

“Hay grandes historias en los sitios pequeños. Nuestro reto diario es vertebrar y equilibrar cómo damos información a la gran parte de aragoneses concentrada en una ciudad, y a los que viven en pueblos pequeños que nunca se han sentido importantes, que nunca se han visto. Eso no lo van a ver en otro sitio si no es en nuestra tele. Para que un tipo de Sarrión tenga algo que ver con el de Ansó, y para que se interese el uno por lo que le sucede al otro, y para que se conozcan”.

Carmen Ruiz ha recurrido a palabras de Pepe Quílez, director de Aragón TV, para concluir que la “conexión emocional” de una cadena pública autonómica “con su gente” es la base de su éxito.

Eduardo de la Fuente, director de informativos de IB3 Radio, se ha propuesto “contar el porqué de IB3, la información de proximidad, en qué hemos acertado, en qué hemos fallado”, y ha valorado al principio de su intervención que “el nivel de injerencia política ha bajado en estos once años”.

“Cuando nace IB3, el principio es muy noble. En Baleares tenemos, además de la lengua española, una lengua propia, la lengua catalana, y también, sobre todo, la televisión se crea para vertebrar”. Los habitantes de las distintas islas requieren “ejercicios a gran altura y sin red para hacer unos informativos que no sean tildados de centralistas y que se elaboren con criterios informativos”. Hay insularidad de las islas pequeñas respecto de la grande, y dentro de las pequeñas, de Formentera respecto de Ibiza, ha aclarado, para explicar que al principio había desconexiones informativas para televisión y para radio, pero después vino la escasez presupuestaria y la deuda, y se eliminaron, primero en televisión y después en radio.

En 2011, la audiencia no terminaba de despegar y se redujo el personal de informativos. Hoy en día, en IB3 las noticias de televisión son lo que mejor funciona en audiencia, pese a que la media apenas pasa del 6%, y la radio ha aumentado de 11.000 a 45.000 oyentes, con picos de consumo en los que son líderes; es la tercera radio generalista y la primera en lengua catalana.

“Hemos optado, en la radio, por mantener una franja de 12 a 1 del mediodía para los magacines de corte informativo por islas”, ha detallado De la Fuente. En la televisión se han hecho “dos experiencias muy bonitas y que han funcionado muy bien”: una serie documental sobre la herencia británica de Menorca, y un programa específico sobre “la Ibiza auténtica”.

“Nos tuvimos que pelear con muchas personas” para convencer de que la proximidad es todo lo que afecta a Baleares, ha explicado el actual director de informativos de IB3 Radio. “Se nos ha acusado de un cierto neofolclorismo, de irnos demasiado al tópico y no salirnos de allí”, pero “hay una gran demanda de historias internas y muchas horas de televisión; los programas que funcionan deben mantenerse”, ha defendido Eduardo de la Fuente.

El periodista de IB3 también se ha referido a “noticias que son cíclicas pero que en un momento dado saltan a los titulares nacionales, nos rebotan y nos vemos obligados a cubrir”. Ha puesto como ejemplo “los macrojuicios, las discotecas de Magaluf, y los precipitados” (el balconing). Hay una población flotante de doce millones de personas, y cuando los metes en cinco meses a una Comunidad de 1,2 millones de habitantes, hay más sucesos. Eduardo de la Fuente ha alertado ante estas dinámicas informativas: “Nos hacen perder la información de proximidad”.

Roberto González Moreno, director de los servicios informativos de la Televisión Canaria (RTVC), ha comenzado apuntando que, “aparentemente, la información de proximidad solo tiene ventajas”, pero ha querido alertar también de sus peligros. “Si hay un territorio donde se justifica una televisión territorial, es Canarias”. En todo caso, ha opinado que las televisiones autonómicas deben ser “vehículo de cohesión, no de homogeneización”.

La televisión canaria nació hace 16 años con el rechazo de una parte del espectro político. La ley no permitía un modelo empresarial en que fue pionera. Además, vino a ocupar legalmente frecuencias donde estaban ilegalmente televisiones locales que habían experimentado un boom, y que pertenecían a grupos de comunicación. Roberto González ha seguido explicando que la Televisión Canaria nació con poca audiencia, ha ido creciendo, y seguirá siendo una televisión austera, porque hay una constante supervisión y exigencia de control.

González se ha referido a las presiones de algunos ciudadanos para retirar Shin Chan y un late night inofensivo, que surtieron efecto. Asimismo, la televisión canaria ha decidido no priorizar los sucesos: “Había una exigencia del ciudadano para que no se abriera con sucesos” tanto como antes, y este cambio no ha afectado especialmente a las audiencias. El responsable de informativos ha añadido que el “pleito insular” es una batalla perdida: en cada isla se opinará que se cubre más la otra.

“Ahora se plantea la exigencia de una información local. Si estamos haciendo televisión canaria como vehículo de conexión”, no tienen sentido las desconexiones, ha justificado el periodista. Para eso han creado un contenedor, Canarias Hoy, donde tiene cabida la información más local, más insular.

“Se pide a la televisión inmediatez como a una radio, una presión tremenda para romper la emisión. Eso nos obliga a estar en el aire a la media hora y a dotar de contenido a la emisión sin hacer radio en televisión; jugamos con el crawl para explicar que estamos trabajando en la noticia”.

González Moreno ha culminado con una reflexión: “¿Hacia dónde deben ir las televisiones que juegan con la cercanía? ¿Quizá una televisión temática de información cercana? ¿Tendremos que renunciar al cine y al entretenimiento?” En el caso de la televisión autonómica canaria, son los informativos lo que tiene mayor seguimiento. “No todo son ventajas; es lo que quería contar”.


Haga clic aquí para acceder a los resúmenes de todas las sesiones plenarias del XXX Congreso Internacional de Comunicación de la Universidad de Navarra, sobre los retos de las televisiones autonómicas públicas.

Anuncios